© 2016 TODAS LAS FOTOGRAFÍAS DE SERGIO SABINI CELIO

Para quienes vivimos aquí y venimos de una gran ciudad, es difícil ser objetivo al describir “el lugar”. La vegetación es la dueña y señora del espacio. El lugar se encuentra en una área protegida, bajo la tutela del Parque Natural de la Garrotxa, en el que las tierras volcánicas generan un hábitat muy especial. La gama y fuerza de los colores nos remiten a un excelso fauvismo, cuya paleta estacional tiñe la vegetación de múltiples colores que van de intensos verdes a marrones difuminados y ocres envejecidos, generando un espectáculo visual único.